Incendio de un vehículo eléctrico; mitos y verdades

Archivado en:   Eléctrico

El debate sobre los incendios en vehículos eléctricos está lleno de mitos y malentendidos. Hoy aclaramos las verdades detrás del incendio de un vehículo eléctrico y qué factores son similares o distintos de los vehículos de combustión interna. ¡Sigue leyendo!

El incendio de un vehículo eléctrico; mitos

Uno de los mitos más extendidos es que los coches eléctricos se incendian con más frecuencia que los vehículos térmicos. Sin embargo, la realidad es que la frecuencia de incendios en coches eléctricos es igual o incluso menor que en los vehículos de combustión interna, según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA). En 2017, la NHTSA publicó un informe detallado sobre este tema, y más recientemente, la Agencia Sueca de Contingencias Civiles (MSB) realizó un estudio entre 2018 y 2023 que mostró que los coches eléctricos se incendian menos a medida que avanza la tecnología de baterías. En muchos casos, la batería no fue la causa del incendio, aunque su presencia sí añadió complejidad para los servicios de emergencia.

¿El coche eléctrico ardiendo?

Entonces, ¿por qué persiste este mito? Principalmente, debido a la novedad de los vehículos eléctricos y a la percepción de que son más difíciles de apagar en caso de incendio. No todos los incendios son iguales: hay incendios de materiales combustibles sólidos (clase A), líquidos inflamables (B), equipos eléctricos energizados (C), metales combustibles (D) y aceites y grasas (K). Los incendios eléctricos tienen características particulares tanto en su origen como en su extinción. Según la OCU, apagar un incendio de un coche eléctrico puede ser más complicado que uno de gasolina o diésel, ya que los bomberos deben seguir protocolos distintos y se necesita más tiempo para extinguir completamente el fuego. Esto se evidenció tras el huracán Idalia en 2023, cuando las fuerzas de seguridad no tenían las herramientas adecuadas para apagar incendios de vehículos eléctricos. Afortunadamente, ahora existen protocolos y formación específica para estos casos.

Factores de riesgo

Aunque el riesgo de incendio en un coche eléctrico es extremadamente bajo, no es nulo y depende de varios factores:

  • Amenaza (A): La probabilidad de que ocurra un evento que pueda causar un incendio, como defectos en la batería, sobrecarga eléctrica o colisiones.
  • Vulnerabilidad (V): La susceptibilidad del coche a sufrir daños por dicha amenaza, que depende de la calidad de la batería, el diseño del sistema de gestión térmica y la antigüedad del vehículo.
  • Exposición (E): El grado de exposición del coche a la amenaza, influenciado por el uso frecuente, el ambiente (extremos de calor o frío, salinidad) y el comportamiento del conductor (conducción agresiva, falta de mantenimiento).

La importancia de la prevención

Para minimizar el riesgo de incendios en coches eléctricos, es crucial reducir todos los factores de riesgo:

  1. Investigación y diseño: Los fabricantes investigan constantemente la flamabilidad de sus productos para minimizar los riesgos. Por eso, se evitan materiales combustibles como la madera.
  2. Uso y mantenimiento del usuario: Evitar situaciones críticas como impactos, ambientes de calor extremo y proteger el vehículo de inundaciones, especialmente con agua salada. Mantener el coche con revisiones regulares y seguir las directrices de la marca respecto al cuidado del vehículo y la batería es esencial.
  3. Acción en casos de emergencia: Después de eventos de riesgo, como colisiones o exposición a altas temperaturas, es crucial contactar a los servicios de emergencia.

Para los servicios de emergencia, es fundamental contar con formación específica, materiales adecuados y equipos de protección. Renault, consciente de esto, ha desarrollado el programa de seguridad Human First en colaboración con los bomberos, incluyendo el sistema Fireman Access, que permite acceder directamente al corazón de la batería y apagarlo en minutos.

La extinción de un incendio de un vehículo eléctrico

Si se produce un incendio en un coche eléctrico, hay dos posibles escenarios. Si tienes formación en extinción de incendios eléctricos y el equipo adecuado, puedes intentar apagarlo. Sin embargo, si el incendio se ha extendido, la prioridad es ponerse a salvo y llamar a los servicios de emergencia, quienes están capacitados y equipados para manejar estos incendios.

¡Te esperamos en Renault Ginestar!

Los coches eléctricos son seguros y están diseñados con la última tecnología para minimizar los riesgos. Ven a nuestros concesionarios oficiales Renault para obtener más información y descubrir nuestra gama de vehículos eléctricos. ¡Te esperamos para ayudarte a dar el paso hacia la movilidad eléctrica!

TRABAJA CON NOSOTROS

¿Te gustaría avanzar con nosotros? Si tienes iniciativa y compromiso, compartes nuestros valores y tienes don de gentes, envíanos tu curriculum y lo estudiaremos con atención.

    Adjunta tu CV

    He leído y acepto la política de privacidad.

    Abrir chat
    1
    ¿Necesitas ayuda?
    Ginestar
    Hola,
    ¿En que podemos ayudarte?